Jornada cubiertas inclinadas, un nuevo impulso para las instalaciones fotovoltaicas en viviendas

(4 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
jornada-cubiertas-inclinadas-promotejado
25/11/2019

En las cubiertas inclinadas existe potencial para un mayor ahorro que en las cubiertas planas. Así lo ha puesto de manifiesto la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) en el desarrollo de la jornada técnica sobre cubiertas inclinadas titulada “Cubierta inclinada: Eficiencia, sostenibilidad y diseño”, organizada por Promotejado (Asociación Nacional de la Cubierta Inclinada) en el Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM).

Promotejado reunió a más de 150 profesionales, principalmente arquitectos, arquitectos técnicos y prescriptores, para dar a conocer las altas prestaciones técnicas de este tipo de cubiertas en diferentes ámbitos de la edificación.

“Hace algo más de un año, en este mismo lugar, se presentaba Promotejado con el objetivo de impulsar el uso de las cubiertas inclinadas y difundir sus ventajas, como son la eficiencia energética, su durabilidad y su diseño, en nuestro sector”, explicó su presidente, Alfred Vincent. “Desde entonces, hemos firmado un convenio con el COAM para que nuestra Asociación esté presente en la Galería de Materiales (Materioteca); nos hemos adherido al Pacto por una Economía Circular, impulsado por la UE y el Gobierno español; y hemos recorrido media España participando en un ciclo de jornadas de la construcción”, citó como sus principales logros, que tendrán continuidad en 2020.

La cubierta inclinada favorece la orientación del edificio

La sostenibilidad medioambiental es uno de los pilares en los que se asienta Promotejado. Para José Luis Valenciano, arquitecto colaborador de esta asociación, la cubierta inclinada ofrece la posibilidad de elegir la orientación del edificio con la mejor luz posible, que es la cenital. “También permite una ventilación más efectiva gracias al efecto chimenea que produce la ventilación cruzada, y que minimiza los efectos del aire interior del edificio, que suele estar cinco veces más contaminado que el del exterior”, destacó este experto.

Y es que los edificios con cubiertas inclinadas tienen menores pérdidas de calor que los que tienen cubierta plana. Puso un ejemplo: “A igualdad de superficie útil, una vivienda unifamiliar con cubierta inclinada es un 12,5% más compacta que una vivienda con cubierta plana, haciendo al edificio más eficaz térmicamente al reducir la superficie de la envolvente en contacto con el exterior”. Esto se traduce también en menor coste y gasto en el consumo energético del hogar.

Por lo que respecta a la eficiencia energética, y a la instalación de placas fotovoltaicas, según Valenciano, “en la cubierta inclinada no tiene sentido forzar la orientación de los paneles para cumplir el Código Técnico de la Edificación y conseguir la inclinación óptima. De esta manera evitamos problemas como los vuelcos o los efectos vela”. Pero también otros, como el impacto arquitectónico y visual, las pérdidas energéticas por ventilación o el sobrecoste de la estructura).

“Los planos no tienen grietas ni humedades, pero los edificios pueden tenerlos”, aseveró Valenciano, para constatar después que tres de cada cuatro patologías se producen en cubiertas planas, como señala un el Análisis Estadístico nacional sobre patologías en la edificación de la Fundación MUSAAT.

Passivahus, estándar favorable para las cubiertas inclinadas

El estándar Passivhaus, una de las metodologías de construcción más avanzadas del mundo, también tiene su aplicación en las cubiertas inclinadas, como se encargó de destacar la arquitecta Nuria Díaz, socia de VAND Arquitectura. “La cubierta inclinada mejora la forma; su compacidad nos va a ayudar a utilizar un menor número de elementos para conseguir la eficiencia energética y el máximo confort”, señaló. “Y es que”, continúo, “el Passivhaus no es solo eficiencia energética, sino la base para conseguir que los edificios cumplan su función de confort y salubridad”.

Díaz resumió los cinco principios del estándar Passivhaus que permiten conseguir los requerimientos energéticos: un diseño arquitectónico bioclimático y un aislamiento térmico alto, de manera que envuelva de forma continua el espacio de confort; la ausencia de puentes térmicos que generen pérdidas de energía y patologías asociadas a condensaciones; ventanas y puertas de altas prestaciones dependiendo del clima y del edificio; una adecuada hermeticidad y estanquidad; y una ventilación controlada con sistema de recuperación de calor.

Para esta arquitecta, “las cubiertas inclinadas funcionan muy bien energéticamente por su protección contra la humedad y la hermeticidad, siendo la impermeabilización exterior unida a la microventilación básicas para garantizar las mejoras prestaciones”. “Además”, prosiguió, “es muy importante la iluminación natural y la ventilación nocturna a través de las ventanas de cubierta”.

Tejas solares

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) también destacó las ventajas que tiene instalar placas fotovoltaicas cuando se hace sobre cubiertas inclinadas. Según su director de Estudios, Alejandro Labanda , “existe potencial de un mayor ahorro, pero hay que analizarlo caso por caso”. Con todo, “la estructura de soporte puede suponer un 20% del coste de la instalación en una cubierta plana, algo que no ocurre en una inclinada en donde se podría instalar directamente”. Esto, además, comentó, asegura una mayor integración en la edificación pudiendo facilitar el trámite de licencia con el Ayuntamiento. “Si la orientación y la inclinación del tejado se alejan del óptimo, el tiempo de amortización se puede ver afectado negativamente”, manifestó Labanda.

Las tendencias arquitectónicas están favoreciendo la integración de placas solares superpuestas sobre cubiertas inclinadas, en donde ya se pueden ver ejemplos de éxito en el mundo de la teja, como es el nuevo sistema Planum, de tejas solares fotovoltaicas, desarrollado por la empresa La Escandella.

David Martínez, director comercial de La Escandella, explicó que, dado que la cubierta inclinada consigue un mayor aislamiento térmico, el Sistema Solar Fotovoltaico Planum hace que el hogar sea autosuficiente utilizando energía sostenible y reduciendo así el consumo energético. Estas tejas solares, cuya estética se integra perfectamente a la vivienda, se caracterizan por ser fáciles de instalar, ser resistentes y requerir un mínimo mantenimiento

Acerca de Promotejado

Con más de 27 miembros, la Asociación Nacional de la Cubierta Inclinada (Promotejado) es una organización sin ánimo de lucro que agrupa a empresas y asociaciones nacionales que realizan actividades de fabricación y comercialización de sistemas de cubiertas inclinadas. El objetivo de la asociación es promover el uso de las cubiertas inclinadas, que destacan por su modernidad y estética, y sus prestaciones técnicas en eficiencia energética, durabilidad y bajo mantenimiento, confort y habitabilidad.

Más información:

promotejado-logo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas