EL GESTOR ENERGÉTICO, UNA FIGURA CLAVE EN LA ACTUALIDAD (Parte II)

Aunque no existen ninguna normativa estatal que diga quién puede ser gestor energético sí existen normativas autonómicas, como por ejemplo el Reglamento de Fomento de las Energías Renovables, el Ahorro y la Eficiencia Energética en Andalucía, que estipulan  que el gestor energético debe ser un técnico titulado tal y como le comentamos en el artículo anterior. El Ministerio de Industria trabaja actualmente con esta normativa, que impulsa todas las medidas y acciones para alcanzar los objetivos marcados por la Unión Europea.

Como vemos la figura del gestor energético cada vez cobra más importancia. En principio el gestor energético tiene que ser una persona con un alto conocimiento sobre el mundo energético y en lo que respecta a energía edificatoria y la eficiencia energética en instalaciones, aunque en muchas ocasiones los usuarios de los edificios aún no tengan conciencia de este ámbito. En numerosas ocasiones, por desconocimiento, cualquiera puede gestionar mal diversos mecanismos fundamentales para el buen funcionamiento de un edificio, cosa que es totalmente errónea.

Este puesto está en alza en los últimos tiempos, diversos jóvenes profesionales del sector, que acaban de pegar el salto al mundo laboral, optan por una formación en este campo que se presenta vital para el futuro del mundo industrial y energético. Otros muchos profesionales, con años de experiencia, también están comenzando a formarse en la gestión energética, renovando así sus conocimientos e iniciándose en este aprendizaje para poder sacar más partido de la profesión que actualmente ocupan, o simplemente para optar a otras oportunidades de trabajo.

Entre las principales tareas del gestor energético se encuentran la de controlar de manera periódica el consumo de energía de la instalación, la búsqueda de los motivos de excesos en los consumos para su corrección, supervisar el buen mantenimiento de las instalaciones, estudios comparativos con años anteriores del consumo energético, emisiones de CO2, proponer programas de mejora de eficiencia energética, y mantener sus costes energéticos al mínimo. Todos estos puntos, que recaen en la actividad de un gestor energético, son necesarios para una completa eficiencia en las instalaciones, y es útil y necesaria para todos los consumidores.

De esta manera se llevan a cabo las acciones que terminan reportando diversos beneficios, como disponer del mejor precio posible para la energía consumida y sacar una mayor rentabilidad económica o mejora de la sostenibilidad. El puesto de gestor energético es altamente rentable, resulta amortizado en cuanto se entiende que lo que puede costar en una empresa una reparación puede superar en muchas ocasiones el coste de dicho gestor. Lo más importante sin duda es el trabajo preventivo, que ahorra muchísimos costes a una empresa. En cuanto a la gestión energética municipal en instalaciones públicas una adecuada gestión energética supondría ahorros globales de más de un 40%. Para asegurar estos ahorros es necesario crear y consolidar la figura del gestor energético en los ayuntamientos, dotándolo de las herramientas y la formación adecuadas.

Puedes ver este artículo en la web oficial de APADGE 

Asociación Profesional Andaluza de Gestores Energéticos
APADGE

Infolínea 954 502 501
Avda. San Fco. Javier 9, 1ª-30 – Edif. Sevilla II – 41018 Sevilla

¿Que te parece este artículo?

%image_title EL GESTOR ENERGÉTICO, UNA FIGURA CLAVE EN LA ACTUALIDAD (Parte II) Arquitectura Doméstica Portada %image_title EL GESTOR ENERGÉTICO, UNA FIGURA CLAVE EN LA ACTUALIDAD (Parte II) Arquitectura Doméstica Portada %image_title EL GESTOR ENERGÉTICO, UNA FIGURA CLAVE EN LA ACTUALIDAD (Parte II) Arquitectura Doméstica Portada %image_title EL GESTOR ENERGÉTICO, UNA FIGURA CLAVE EN LA ACTUALIDAD (Parte II) Arquitectura Doméstica Portada %image_title EL GESTOR ENERGÉTICO, UNA FIGURA CLAVE EN LA ACTUALIDAD (Parte II) Arquitectura Doméstica Portada Dale 5 si te ha gustado!
%image_title EL GESTOR ENERGÉTICO, UNA FIGURA CLAVE EN LA ACTUALIDAD (Parte II) Arquitectura Doméstica Portada Cargando…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *