En California: La energía solar gratis

En California: La energía solar gratis

Es curioso saber que, mientras que el Gobierno de nuestro país  pretende imponer un nuevo decreto para  potenciar tanto sanciones como peajes al autoconsumo energético,  en otros lugares del mundo está ocurriendo completamente lo contrario.

California es uno de esos países donde su Gobierno se ha puesto serio con el asunto de la contaminación y el calentamiento global y, ha decidido, que sean sus empresas más contaminantes las que paguen la instalación de paneles solares a las familias con menos recursos de este Estado.

Antes de nada, es necesario conocer la situación en la que vive el Estado Californiano, que se encuentra sumido en una sequía sin precedentes, ya que sólo disponen de un 25% de las reservas de agua. Ante esta fatalidad, el Gobierno de California, ha estimado tomar medidas, no solamente con el preocupante tema del agua sino con todo lo relacionado con cuidado del Medio Ambiente.

También hay que tener en cuenta que, pese a que California es uno de los Estados con más programas de ayuda y medidas más innovadoras, hasta ahora sólo podían disponer de las instalaciones necesarias para el autoabastecimiento de energía solar las familias de clase media- alta debido al alto precio que supone su instalación.

Por ello, los mandatarios políticos del Estado han decidido, que sean las empresas que más contaminación producen las que se hagan cargo de los costes que supone la instalación de paneles solares en los hogares de las personas más desfavorecidas.

De esta forma, estas empresas están obligadas a comprar créditos por cada tonelada de CO2 emitido a la atmósfera. Hasta ahora este programa, dirigido por la organización sin ánimo de lucro GRID Alternatives, ha recaudado 14,7 millones de dólares y se prevé que 1600 hogares dispondrán de energía solar gratuita a finales del próximo año, además de un ahorro de entre 400 y 1000 dólares al año.

Esta nueva política de utilización de la energía solar no sólo supone una ayuda y una oportunidad hacía las familias más pobres sino que, con ella, se pretende reducir para el 2020 las emisiones de gases de efecto invernadero a los niveles que tenían en 1990.

Quizás, va siendo hora de que  nuestro Gobierno alce la vista del suelo  y se fije en este tipo de políticas que promueven la utilización del sol como fuente inagotable de energía para el autoconsumo, sin ningún tipo de condiciones y de forma gratuita.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *