Consejos para disminuir el consumo de calefacción en el hogar

Consejos para disminuir el consumo de calefacción en el hogar

Tener un sistema adecuado de calefacción en el hogar es muy importante, no sólo con el fin de lograr el confort necesario para el descanso y el disfrute, sino que influye en la salud de sus ocupantes y en la economía del hogar.

Un sistema adecuado de calefacción combatirá el frío en los meses invernales, mantendrá a sus ocupantes abrigados y cómodos, pero además será seguro y cuidará el medio ambiente.

Se debe tomar en cuenta que, independientemente del sistema que se escoja, el área a calentar deberá estar aislada de manera adecuada, ya que esto significa una mayor eficiencia y economía; cuando existen fugas de calor, el sistema trabaja de más y consume mayor energía, lo que implica múltiples inconvenientes, por lo que se aconseja seguir una serie de pasos para tener una instalación adecuada.

Radiadores de gas

Es uno de los sistemas más convenientes, ya que tiene muchas ventajas, es muy popular por lo económico, práctico y eficiente, además de muy seguro. Los radiadores que funcionan a gas no se sobrecalientan y su calor llega a una mayor distancia que los eléctricos.

Para poner en marcha un proyecto de instalación de receptoras de gas de manera apropiada hay que comenzar por tomar las decisiones técnicas, hacer una evaluación del área a calentar y verificar que esté aislada apropiadamente; se deben decidir las reformas si son necesarias, luego se deben hacer los cálculos para elegir los equipos necesarios, todo esto bajo las normativas vigentes.

Posteriormente se debe realizar la instalación de los equipos seleccionados, observando todos los protocolos de seguridad, y hacer las pruebas necesarias para asegurarse que todo funcione a la perfección.

Algo que no debe pasarse por alto es la elaboración de los planos del sistema, de manera que queden asentados todos los dispositivos instalados, sus especificaciones técnicas y su ubicación exacta, esto es muy importante para posteriores reparaciones y reformas, igualmente se debe hacer un manual de uso y mantenimiento.

La climatización adecuada

La climatización es un concepto integral ya que se trata de un sistema que adecúa el ambiente en cuanto a:

  • Temperatura, de manera que haya máximo confort.
  • Humedad, que esté en los límites ideales para la comodidad y la salud.
  • La calidad del aire, que esté libre de contaminación y polución.
  • Algunos sistemas sofisticados ajustan la presión también.

Un proyecto de instalación de climatización proveerá de bienestar a los ocupantes de un espacio todo el año y en diferentes condiciones climáticas. Para ello, se deben tomar en cuenta los rangos de temperatura y humedad que se van a manejar, para hacer los cálculos respectivos.

También se deberán preparar las obras civiles, para que tengan las condiciones de aislamiento adecuadas, y elegir los equipos ideales, para lograr el equilibrio de funcionalidad y economía.

Una vez se hayan tomado todas las decisiones técnicas, comienza la ejecución; en esta etapa, se hacen todas las instalaciones de equipos y accesorios, y se realizan todas las pruebas de funcionamiento.

Consejos para disminuir el consumo

Los gastos de energía en todos estos sistemas no son despreciables, por lo general, suponen destinar parte del presupuesto a pagar estas facturas, no solamente los gastos para las familias aumentan, sino que el medio ambiente también sufre, ya que para su uso se utilizan energías fósiles en la gran mayoría.

 

Para disminuir al máximo posible el consumo, sin que implique incomodidad para los ocupantes, se pueden seguir unos simples consejos:

  • Utilizar un termostato y ajustarlo de manera adecuada, es bueno informarse de las temperaturas aconsejadas de ajuste en la comunidad y de acuerdo a las condiciones climáticas.
  • Evitar apagar del todo el sistema de una habitación, ya que al encenderlo se consumirá aún más energía, lo ideal es dejarlo muy bajo o en modo de ahorro cuando esté desocupado y así con poca energía volverá a su nivel habitual.
  • Hacer el mantenimiento adecuado, esto es muy importante, las purgas periódicas de los radiadores y los cambios de filtro, hacen que estos funcionen más eficientemente.
  • Nunca cubrir los radiadores o secar ropa con ellos, esto hace que el equipo trabaje forzado y consuma más.
  • Seguir todas las indicaciones del fabricante y el instalador, los expertos hacen las recomendaciones por razones válidas y conviene acatarlas.
Ferroli_banner_cierre_calefaccion_enero-junio_2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *