Orbsys: duchas espaciales para edificios terrestres

(1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
duchas espaciales
27/04/2015

Teniendo en cuenta que hay viajes espaciales que duran meses, ¿te has preguntado alguna vez cómo se duchan los astronautas en sus naves? ¿De dónde sacan el agua?

La NASA las utiliza en sus transbordadores. ¿Su mecanismo? Sencillo.

Las duchas espaciales empleadas por los astronautas consisten en un sistema de circuito cerrado, donde recogen el agua que cae por el sumidero, la potabilizan (la fórmula para purificar el agua está patentada por la empresa OrbSys) y todavía caliente la vuelven a utilizar para su propia ducha a gran velocidad.

orbys

Sus inventores aseguran que una ducha de 10 minutos, que suele gastar 150 litros, sólo utiliza 5, ahorrando un 90% de agua y al mantener el calor durante el proceso, ahorra 80% de energía, a pesar de tener una presión de agua superior a la de las duchas corrientes y al mismo tiempo que aumenta la comodidad y la higiene.

Puede generar sospechas en cuanto a la higiene, pero es importante aclarar que el agua usada en una ducha se va por el sumidero cuando esta termina. Una vez que se vuelve a dar la llave, el agua que sale es nueva.

Según sus investigaciones se podrían ahorrar unos 1.350 dolares anuales por persona.

duchas espaciales

Tras recogerse el agua en el desagüe, esta es analizada y la bomba de ducha la dispara a través de nuestro sistema de purificación que consiste en microcápsulas que quitan las partículas más grandes. Entonces llega a las nanocápsulas, que quitan todos los contaminantes más pequeños, asegurándose de que el agua que llega al usuario desde el circuito de reciclado siempre es cristalina y agradable para la ducha”, explica Mahdjoubi, creador del sistema.

¿Se puede utilizar también en la Tierra? La respuesta es ¡¡por supuesto!!

Los resultados que se han visto en el balneario Ribersborgs Kallbadhus en Suecia, han sido muy positivos, superando las expectativas del proyecto en cuando a su uso y funcionalidad. Esto fue suficiente para que se pensara en una posible fabricación y distribución en masa para el mundo, sobre todo pensando en los países subdesarrollados que tienen problemas de escasez de agua. El valor de la ducha todavía no se ha definido, pero el diseñador señala que habría un periodo de amortización de dos años.

Nuestro mercado”, dice Mahdjoubi, “es cualquier persona que se ducha, en realidad, y el mayor beneficio lo tendrá el segmento de mercado donde el consumo de agua es el más alto, como balnearios, gimnasios, centros deportivos… Además de los hogares, donde el consumo de agua y los precios son altos”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas