¿ Es necesario el cambio de horario? La UE se plantea su fin

(4 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

cambio de horario
26/03/2016

Desde el año 1974, coincidiendo con la crisis del petróleo que afectaba a varios de los países industrializados, se instituyó el cambio de horario de invierno y verano con el principal objetivo de ahorrar energía al aprovechar durante más tiempo las horas de luz durante los horarios más habituales de trabajo.

Cambio de horario en España

El “Cambio de Hora” o cambio de horario comenzó a generalizarse, aunque de manera desigual, a partir de 1974, cuando se produjo la primera crisis del petróleo y algunos países decidieron adelantar sus relojes para poder aprovechar mejor la luz del sol y consumir así menos electricidad en iluminación. Se aplica como directiva desde 1981 y ha sido renovada sucesivamente cada cuatro años.

Desde la aprobación de la Novena Directiva, por el Parlamento Europeo y Consejo de la Unión, en enero de 2001, este cambio se aplica con carácter indefinido. Dicha Directiva está incorporada al ordenamiento jurídico español por Real decreto 236/2002, de 1 de marzo.

La Novena Directiva –de obligado cumplimiento para todos los países de la Unión Europea- establece con carácter permanente las fechas de inicio del periodo de la “Hora de Verano” (en el que, como ahora, adelantamos el reloj una hora) y su finalización (cuando retrasamos el reloj una hora), produciéndose el último domingo del mes de marzo y el último domingo del mes de octubre, respectivamente.

Pero no todo el mundo en España está de acuerdo con esta normativa europea, desde la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE) dicen lo siguiente: “el cambio de hora que está previsto para el último fin de semana de marzo no debería efectuarse. Solo así conseguiremos que España se rija por el huso horario que le corresponde por situación geográfica, el del meridiano de Greenwich.

Nuestro país está desde 1942 en el huso horario equivocado. Deberíamos adoptar la hora oficial del Reino Unido, Portugal, Marruecos y Canarias, o lo que es lo mismo: la Hora Europea Occidental.

Sin embargo, esta medida puesta en marcha para cumplir con la Directiva Europea 200/84 CE, y que lleva aplicándose ya varias décadas, podría llegar a su fin en 2021 ya que se ha constatado que ya no se trata de una medida demasiado efectiva. Es más, los datos revelan que la diferencia supondría unos seis euros al año por hogar. Por eso, en estos momentos, los países miembros de la Unión Europea están debatiendo la posibilidad de eliminar los cambios de hora a partir del próximo año.

Cambio de horario, pero ¿horario de invierno o de verano?

Una vez que los países europeos aprueben la decisión de terminar con el cambio de horario, tocará elegir si queremos quedarnos con el horario de invierno o con el horario de verano.

Los países que elijan horario de verano cambiarán por última vez la hora en marzo de 2021, y aquellos que escojan de invierno, este próximo mes de octubre. En España, de momento, la decisión está siendo un tanto complicada de tomar. ¿Conviene más que nos quedemos con la hora de verano (+2 GMT) o con la de invierno (+1 GMT)?

El horario de verano se caracteriza por tener más horas de sol por la tarde, una de las principales ventajas de los que defienden este horario. Tener más horas libres por la tarde tienen como consecuencia a gente más animada, por tener más horas que dedicar al ocio. La luz ayuda a nuestro cuerpo a adaptarse a las horas de alimentación y actividad física. Además, es el horario compatible con el ahorro de energía propuesto desde un principio.

Sin embargo, los expertos parecen inclinarse por el horario de invierno, entre otras cosas porque solo tendríamos un retraso de una hora con respecto al horario que verdaderamente nos corresponde por nuestro meridiano (recordemos que España permanece en un huso horario que no le corresponde desde 1940).

Con este horario, además hay muchas ventajas: el sol sale antes y se aprovecha más ese horario de mañana, el ajuste del reloj interno es mucho más sencillo y se promueve un ritmo biológico más estable, ya que dormimos mejor y, en consecuencia, nuestro cerebro y nuestro cuerpo funciona mejor para desarrollar cualquier actividad.

Como podemos ver, las opiniones respecto al cambio de horario son diversas. De momento, este año se seguirá cumpliendo los cambios horarios en nuestro país al igual que en el resto de países europeos. No obstante, si en España se opta finalmente por el horario de invierno, cambiaríamos por última vez nuestros relojes el próximo mes de octubre.

Ventajas y desventajas del cambio horario

Como ya hemos visto, el cambio de hora, tiene sus ventajas pero también sus desventajas. A continuación las resumimos con el fin de analizar si verdaderamente es una opción conveniente o si por el contrario, debe desaparecer.

Ventajas del cambio de hora

Como resumen de las ventajas que nos aporta el cambio de hora destacan:

  • Ahorro de energía; Según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), cada hogar ahorra 6 euros al año en electricidad gracias al cambio de horario. En base a sus cálculos, esto supondría un ahorro de 90 millones de euros al año en conjunto.
  • Mejora del sueño; algunos expertos relacionan el cambio de horario con la secreción de melatonina, una hormona que mejora la conciliación del sueño. El motivo es que al haber menos horas de luz aumenta la secreción de esta hormona.
  • Medioambiente; se relaciona habitualmente el cambio de horario con una mejora del medioambiente ya que al consumirse menos energía, se entiende que se reduce la contaminación al producirla.

Desventajas del cambio de hora

Entre las principales desventajas del cambio de horario, destacaremos:

  • Alteraciones en el organismo; con frecuencia, el cambio de hora puede afectar a nuestro reloj biológico, alterando el sueño, afectando a nuestro estado de ánimo y al rendimiento.
  • Mayor gasto en los negocios; cuando se habla del ahorro de energía muchas veces no se tiene en cuenta que muchos negocios abren de 10h a 22h. Todos ellos gastarían más por la tarde, por esa hora menos de luz del horario de invierno.
  • Medioambiente; si bien este es un argumento favorable para unos, también existen opiniones contrarias.  El argumento es que la electricidad se usa más por la tarde debido a que anochece más temprano. Esto supondría más consumir más energía y, por tanto, mayor contaminación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas