Ahorrar con los electrodomésticos – consejos para gastar menos energía

(3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

ahorrar con los electrodomésticos
16/03/2015

Ahorrar con los electrodomésticos es una de las cuestiones que más preocupa a los usuarios. Y es que, con frecuencia, el ahorro de energía no solo reside en la tecnología y eficiencia energética de los electrodomésticos que tenemos en nuestro hogar sino también es fundamental el modo en el que los usamos.

Seguir algunas normas al cocinar o lavar la ropa puede reducir la factura de la luz hasta un 20 %

Consejos para ahorrar con los electrodomésticos

Existen hábitos muy sencillos a la hora de utilizar los electrodomésticos de nuestro hogar que pueden favorecer el ahorro de energía y por tanto, reducir nuestra factura de electricidad. A modo de ejemplo podríamos adoptar hábitos tan sencillos como los siguientes:

  1. Frigorífico: es el electrodoméstico de mayor consumo de los que tenemos en el hogar. Con respecto al frigorífico, el hecho de abrir las puertas sólo cuando sea necesario y cerrarlo adecuadamente disminuye en un 15% su consumo de energía. Además, poner su temperatura entre los 3°C y los 7°C y la del congelador entre los -15°C y los -18°C también nos ayudará ya que cada grado menos supone un consumo de un 5% más.
  2. Vitrocerámica: utilizar sartenes con un diámetro levemente superior al de la placa en la que vamos a cocinar supone un ahorro de un 20%. También es importante cocinar con el agua justa y las ollas tapadas y apagar la placa unos minutos antes para aprovechar el calor residual.
  3. Horno: siempre que sea posible, es aconsejable utilizar el microondas en lugar del horno, ya que ahorra entre un 60% y un 70% de energía frente al horno. Pero si lo tienes que utilizar, ten presente que se puede conseguir un ahorro del 20% si se evita abrirlo mientras se encuentra en funcionamiento.
  4. Lavadora: utiliza un detergente líquido y cárgala al máximo de su capacidad: los ciclos de lavado a media carga consumen más que uno a carga completa.
  5. Aire acondicionado con bomba de calor; la bomba de calor es un equipo que te permitirá disfrutar de calefacción en invierno, refrigeración en verano e incluso disponer de agua caliente sanitaria ahorrando energía en comparación con los equipos y aparatos tradicionales. Realizar un adecuado mantenimiento y preparar el aire acondicionado para el verano, limpiando los filtros al menos una vez al año, contribuirá además a un mejor funcionamiento de los aparatos.
  6. Elegir una tarifa eléctrica adaptada a nuestras necesidades es otro de los aspectos fundamentales para conseguir un mayor ahorro. Y para ello, la mayoría de las compañías energéticas disponen de asesores que te pueden aconsejar cuál será la tarifa que mejor se adaptará a tus hábitos y costumbres y que por tanto, te permitirá obtener un mayor ahorro.
  7. Evitar el modo stand-by; el apagar todos los aparatos en lugar de dejarlos en modo stand-by nos permitirá ahorrar hasta un 10% del total del consumo.
  8. También es importante revisar periódicamente el estado de los aparatos para garantizar su correcto funcionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *